Historia

Antecedentes

La Maestría en Desarrollo y Planeación de la Educación (MDEPLAED) que ofrece la Universidad Autónoma Metropolitana en la Unidad Xochimilco (UAM-X), se aprobó en la sesión 109 del Colegio Académico de la UAM, en el año 1991. El contexto de su nacimiento está signado por dos hechos relevantes en el ámbito de la educación mexicana. Por un lado, la década de los noventa se ha denominado la época de la modernización educativa, pues con el Programa de Modernización Educativa (1989-1994), del gobierno de Carlos Salinas de Gortari, se constituyó en un punto de inflexión para la educación mexicana, al cuestionarse su calidad y encontrar en la evaluación el eje transversal de las políticas públicas que han orientado desde entonces a la educación superior. Con base en una estrecha relación entre política pública y planeación, el sistema educativo nacional en sus distintos niveles y modalidades ha sido objeto de evaluaciones a nivel institucional, de planes y programas de estudio, de sus actores (profesores y estudiantes) y de sus procesos de gestión. La manera más eficaz de implementar la evaluación como política vía la evaluación como técnica, ha sido su asociación con esquemas de estímulos económicos (financiamiento) y simbólicos (prestigio y reconocimiento).

El proceso de modernización de la educación mexicana significó, además, el planteamiento de reformas estructurales tanto en los diferentes niveles del sistema educativo mexicano, en los modelos educativos y en los planes y programas de estudio, como en las metodologías de enseñanza y aprendizaje, con la finalidad de formar con base en los requerimientos de la llamada globalización.

Un segundo evento está relacionado con la constitución en México, de un campo científico que en otros países data de varias décadas atrás: la investigación educativa. Si bien, la educación como objeto de investigación se desarrollaba en algunas instituciones de educación superior, no se reconocía como tal dada la natural asociación entre sujeto y objeto de investigación. Sin embargo, en 1993 se constituyó el Consejo Mexicano de Investigación Educativa (COMIE), Asociación Civil, que reúne a investigadores profesionales del país del más alto nivel, con el objetivo central de promover la investigación educativa dentro de los estándares científicos de calidad. En el año 2015 había en el COMIE 550 investigadores, de los cuales el 85% pertenece al Sistema Nacional de Investigadores. A partir de este objetivo central, el COMIE ha contribuido de manera consistente y continua en la identificación de los principales problemas educativos del país para contribuir a su solución. Ha creado espacios, medios y promovido la constitución de redes para la difusión del conocimiento educativo en la vida académica tanto nacional como internacional (COMIE, 2013).

El documento fundacional de la maestría señala que la UAM, desde su creación se ha caracterizado por su preocupación constante acerca de los problemas de la educación y sus proyectos de innovación educativa y, en ese sentido, se ha sumado a la expresa necesidad de formar investigadores educativos, con el fin de contribuir a la solución de los mismos. Sin embargo, fue hasta 1980 que el Consejo Divisional de Ciencias Sociales y Humanidades de la Unidad Xochimilco recogió esta inquietud y recomendó la elaboración de un proyecto de maestría en educación (Comboni, et.al., 1988).

En este contexto, la maestría en Desarrollo y Planeación de la Educación inició sus operaciones en 1991 y fue pertinente desde su origen. Es un programa orientado a la investigación que tiene su fundamento en la necesidad de formar investigadores educativos que discutan y analicen los problemas de la educación, en los ámbitos local, regional, nacional e internacional; y en todos sus niveles y modalidades. No obstante, los cambios que enfrentan tanto el fenómeno educativo, como las diversas disciplinas desde las cuales se aborda su estudio, obligan a mantener un proceso constante de actualización y/o de adecuación que garantice congruencia y oportunidad. En el marco de la legislación universitaria, el plan y los programas fueron objeto de una primera adecuación en el año 2007, con el fin de incorporar los avances del conocimiento en términos teórico metodológicos y sus efectos en la manera de abordar los problemas eje y los objetos de transformación, así como los objetivos para los cuales se creó la maestría.